5/9/15

"... a la gallega"

 Al venir a vivir a Madrid, y a base de ver menús en restaurantes y cafeterías, uno no tarda en darse cuenta de que el adjetivo "a la gallega" indica que el plato que sea está aderezado con aceite, sal y pimentón ("á feira", vamos). Es la forma de presentación típica del dudoso pulpo que sirven en bares bastante lóbregos, pero "a la gallega" un acaba con los años viendo los platos más peregrinos... ¿yogur a la gallega? ¿Por qué no? Seguro que alguien lo ha preparado ya...

Pero si bien la simplificación "a la gallega" de la cocina de la esquina noroeste no le hace ninguna justicia... esto ya es pasarse:

En la calle me lo dieron, y alucinando me quedé, intentando imaginarme si el wok o el risotto serían propios de Pontevedra, o más bien tirando a Lugo... o el salmorejo cordobés, de Galicia de toda la vida. La tempura de bacalao, el cerdo a la naranja... madre mía, yo no sé en qué Galicia debí de crecer. Supongo que en la plateada...

2 comentarios:

Ramón J. dijo...

el pan es pan tumaca?

Antón Pérez dijo...

¡No, hombre no! Es un restaurante gallego, digo yo que será pan de pita...