20/10/14

Poniendo los intermitentes

Dos meses después de empezar a correr, sigue dándome tanta pereza como la primera vez, y más ahora que al currar por la tarde salgo nada más levantarme; pero al menos ya no me duele nada, ni durante ni después. Le he cogido en este tiempo el gusto a ir a la pista del Canal, porque el suelo de goma se agradece a la hora de pisar, pero sobre todo porque al haber tanta gente uno se siente más acompañado, y lo que es más importante aún, tiene con quién medirse... pues admitámoslo: es prácticamente imposible desligar "correr" de "echar una carrera". Entre el segundo día que salí, en que sólo fui capaz de adelantar a los señores mayores que iban andando, y ahora, he mejorado algo en forma física, pero sobre todo mi puntito de orgullo está la mar de contento. Lo más reconfortante sin duda es enganchar una liebre en una de las vueltas e ir pisándole los talones un buen rato, para después, e intentando poner cara de sufrimiento cero, adelantarla e irla dejando atrás... ¡y cómo fastidia cuando es uno el lagomorfo, hay que ver...! En fin, nunca hubiera pensado que esto de correr era tan entretenido.

19/10/14

La noticia de la semana

La noticia de la semana, de entre las muchas que ha habido, es sin duda la de que España haya conseguido un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU. Será sin duda una ocasión única para declarar públicamente nuestro empeño en propiciar un diálogo de franca distensión, que permita hallar un marco previo que garantice unas premisas mínimas que faciliten crear los resortes que impulsen un punto de partida sólido y capaz, de este a oeste y de sur a norte, donde establecer las bases de un tratado de amistad que contribuya a poner los cimientos de una plataforma donde edificar un hermoso futuro de amor y paz...

18/10/14

Como la gente normal...

Finalizó ayer mi primera semana de vuelta oficial en el mercado laboral... tras los nervios del primer día, la verdad es que el trabajo no se hace nada pesado: cada llamada tiene su historia distinta, y entre una y otra siempre hay correos que responder u otras tareas que gestionar, de forma que las cinco horas se pasan volando. Ahora pues, perdido el miedo, lo que toca es empezar a apretar el acelerador, pues lo que más se valora para aguantar en el puesto es la productividad: hacer (bien) más cosas en menos tiempo.
No ha sido pues el contenido del trabajo lo que me ha hecho fruncir el ceño esta semana, sino el hecho de tener, por primera vez, un trabajo "de verdad", con sus horarios, normas y demás. Cierto es que en la Universidad uno curra mucho, y a cambio de nada durante este último año, pero... nadie negará que se vive bien, dependiendo a efectos prácticos uno sólo de sí mismo, pudiendo echar diez y once horas, pero sin tener que pedir permiso ni ajustarse a tiempos para ir al baño o salir a comer algo... Pero en fin, siendo ésta la única queja que tengo del nuevo trabajo, bienvenida sea, que por lo demás agradecido estoy.

17/10/14

Para el finde...

Para que paséis entretenidos el finde con una sonrisa (al menos algunos de vosotros), os dejo con uno de mis descubrimientos recientes más afortunados: la cuenta de Twitter de Científico en España. Aprovechad para poneros al día ahora que aún no lleva demasiado recorrido...

15/10/14

Contento :-)

Muy contento, de hecho; que las palmaditas en la espalda siempre ayudan, y más aún si vienen con regalo... Nada, que el lunes recibí este correo:
----------------------------------
Querido Antón David,
Me complace informarte de que el Comité Científico de SEO/BirdLife ha decidido, tras una dura votación, que la mejor tesis doctoral en ornitología del bienio 2012-2013 es la tuya: Biogeografía de los parásitos sanguíneos en un hospedador aviar modelo con diversas estrategias migratorias: la curruca capirotada Sylvia atricapilla. El galardón lleva aparejado una invitación al próximo XXII Congreso Español de Ornitología que se va a celebrar en Madrid el próximo mes de diciembre (del 6 al 8). La invitación incluye la inscripción y los gastos de viaje y alojamiento.  

El lunes 8 de diciembre por la tarde, en la ceremonia de clausura, se haría entrega del premio consistente en un diploma y la colección completa del Handbook of the Birds of the World. A continuación tendrías media hora para hacer una exposición sobre tu tesis, para darle difusión entre todos los asistentes al Congreso, y después se continúa con la ceremonia de clausura. Esto ya está incluido en el programa, o sea que tú no tienes que hacer nada más.
 

A lo largo de este mes te mandaremos una ficha para conocer las fechas de entrada y salida del hotel y el nombre de tu acompañante si lo tienes, y alguna cosa más.
 

Si tienes alguna pregunta más, no dudes en consultarme.
 

Un saludo, ¡y enhorabuena!
----------------------------------
Bueno, bueno, bueno, una opción más que tenéis para aburriros con la reposición de mi exposición de tesis, ¿quién lo iba a decir, eh? Yo desde luego no, y menos viendo el nivel de las tesis que se han defendido en este bienio. Pero claro, qué otra cosa esperaríais que dijese, ¿no? Pues nada, si cualquier modestia por mi parte se va a interpretar como falsa modestia, pues ea, sí, me lo merezco yo más que nadie, y todos a callar... Se cumplieron mis deseos, plasmados aquí hace casi dos años... 17x5= 85; a ver dónde encuentro yo hueco para meter un Antón y pico más en casa...

14/10/14

"Cortefiel, buenas tardes. Le atiende Antón, ¿en qué puedo ayudarle...?"

Primer día de trabajo. No recuerdo ya muy bien cómo fueron las veces anteriores; probablemente me pillaron nervioso como ésta, pero con la diferencia de que ayer iba a haber un momento clave: el de la primera llamada. Ésta tardó en llegar, pues primero echamos casi una hora hasta encontrar un puesto libre frente al que sentarme, y después... fueron pasando los minutos. Y mientras en los puestos a los lados la gente iba recibiendo llamadas, la mía seguía sin llegar... y uno se pregunta si habrá hecho bien la conexión, si los cascos funcionan... si no sería mejor levantarse y marcharse corriendo porque esta tensión es insoportable... si se habrá puesto a llover fuera y estará mojándose mi colada en el patio de luces, si les faltará mucho a las grullas para empezar a trompetear sobre Madrid... Y por fin, una señora al otro lado del teléfono: una señora majísima y con un problemilla chupado de solucionar. El mejor remedio contra los nervios, sin duda. Y de ahí en adelante, unas cuantas más, hasta cerrar la tarde: en algunas más avispado que en otras, y liándola siempre un poquillo, que por algo era mi primerito día... a ver el segundo qué tal.