29/2/08

Becafetería

Pues sí, ya he vuelto de Tarifa… Parece mentira que uno se lo pueda pasar tan bien currando cuatro días sin parar, acostándose a la una y levantándose a las cinco, pasando todo el día en el campo, concentrado ante una mesa tomando datos de los pájaros que van cayendo en las redes, con los riñones expuestos al Levante del Estrecho. Pero efectivamente, me he divertido un montón…
Tarifa merece una o dos entradas más trabajadas que lo que pueda escribir yo ahora en cinco minutos, que es el tiempo máximo que me deja el agobio que tenemos encima con el curso de la semana que viene Javi y yo, así que queda en la guantera como tema para más adelante. Os dejo de momento con una foto de la “cafetería secreta” de la Facultad; la de profesores, PAS y becarios con encanto: Limpia, luminosa, con camareras educadas… yo no supe de su existencia hasta hace nada ¡Moríos de envidia, estudiantillos! :-p

3 comentarios:

Javi Pato dijo...

No tendrás pocas cosas que contar tras estos días ni nada. Jeje. A ver si nos vas adelantando algo aunque sólo sea en pequeñas dosis. Gracias por tu último comentario ;D. La gente cotillea pero no se suele mojar, a ver si poco a poco. Un saludo

ARP dijo...

Se te ha echado de menos estos días, menos mal que dices que te lo has pasado bien.
¿Si estás en la cafetería de los becarios es porque ya lo eres?, porque si no ¡estarías colándote en un lugar prohibido!

Antón Pérez dijo...

Ojalá fuese ya becario... A ver cuándo sale la dichosa resolución, que lo que he ahorrado en Mallorca no va a durarme eternamente... Y sí, así es, me cuelo, soy así de malote. Pero pongo cara de controlar la situación y nadie se atreve a chistarme :-)
Gracias a los dos por escribir; así da aún más gusto volver.