19/7/14

Heridos de muerte

Así de lozanos están los dos geranios del balcón, y sin embargo ambos tienen los días contados: la mariposa del geranio ya los ha detectado, y sus orugas se abren paso a mordiscos por el interior de los tallos de ambos, a salvo de cualquier insecticida que se le eche a la planta, delatándose por el reguerillo de heces que dejan tras de sí sobre las hojas cuando salen para ir de una rama a otra. Es triste... ambos están así de hermosotes, y así seguirán unos días, su canto del cisne particular. Y luego, prácticamente de la noche a la mañana, comenzarán a perder hojas y a caerse a pedazos, y se quedarán en nada. Como los del año pasado. Deberíamos dejar de poner geranios; al menos nos ahorraríamos el disgusto...

4 comentarios:

Ramón J. dijo...

Yo ya sólo pongo pelargonios que por ahora no son atacados por la dichosa mariposa

Antón Pérez dijo...

¿? ¿A qué le llamas "pelargonios"? Todos los geranios domésticos, los de mi foto también, son del género Pelargonium.

Ramón J. dijo...

Me refiero a estos:

http://www.newplantsandflowers.com/wp-content/uploads/Pelargonium-Angels-Perfume-photo-Pac-Elsner.jpg

Vulgarmente por estos lares se llama geranio a lo que tienes en el balcón y perlargonio a lo de la foto, son casi lo mismo pero a estos no les ataca la mariposa y se comportan igual que los geranios de toda la vida ;)

Antón Pérez dijo...

Hmm... ya, ya. Ése que me pones es el geranio de flor de pensamiento Pelargonium grandiflorum. Alguna vez lo tuvimos en casa, pero no nos convenció mucho porque me parece que aguanta peor el frío y que es en general más delicado que los otros, el normal y el colgante. Pero claro, parece que lo compensa resistiendo al invasor...