11/1/14

El ExoTour

En plan festivo a más no poder, por reírnos un poco de todos los talibanismos naturales en los que nosotros mismos caemos, Raquel y yo decidimos hacer un día una vuelta a España saltando de especie exótica en especie exótica: el que tenéis en el mapa. No están todas las que son, claro; sólo las que se nos ocurrieron en un momento de inspiración...
El recorrido propuesto comenzaría en la zona del Guadalquivir conocida como Brazo del Este, aguas abajo de Sevilla y a las puertas de Doñana, disfrutando de los bellos plumajes de dos especies de tejedores: el de cabeza negra Ploceus melanocephalus y el obispo amarillo Euplectes afer. Seguiríamos viendo pajaritos en tierras pacenses, deleitándonos con el bengalí rojo Amandava amandava y el pico de coral Estrilda astrild, para después poner rumbo al norte, a la montaña palentina. Allí visitaríamos la reserva de fauna paleolítica de San Cebrián de Mudá, con sus bisontes europeos Bison bonasus y sus caballos de Przewalski Equus przewalskii, en proceso de aclimatación y que espero campen pronto a sus anchas por toda la cordillera Cantábrica. Después visitaríamos sendos enclaves costeros, cada uno con su lagartija exótica: la lagartija italiana Podarcis sicula en Noja y la de las Pitiusas P. pityusensis en San Juan de Gaztelugatxe. Un bañito rápido y del mar a la montaña, al valle de Arán, a localizar al único grévol Tetrastes bonasia que han soltado para hacer experimentos de reintroducción, cosa que no debería costarnos mucho si vamos con un receptor que localice las señales del emisor de radio que lleva el bicho. Rumbo al sur después, con parada en una panadería para tirarle miguitas a los siluros Silurus glanis del pantano de Mequinenza, y seguir luego viaje hasta Sierra Espuña, para ver los arruís Ammotragus lervia, muflón africano al que le va de maravilla en las sierras del SE ibérico. Posible degustación de un arruitillo al horno y vuelta a casa (todas las fotos, Wikipedia)...
Irresistiblemente atractivo, ¿a que sí? ¿Os apuntáis? :-p Sería además una ocasión inmejorable de estrenar en el campo la nueva y flamante Kangoo de Raquel, a la que todos le tenemos unas ganas locas...

... la cosa es que dudo mucho de que alguna vez hagamos semejante tour :-) Lo que sí sé es que hoy estrenamos la furgonetilla en el campo, en un destino mucho más natural y, no por conocido, menos deseado: Monfragüe. Tras encadenar numerosas visitas primaverales, teníamos ganas de conocer un Parque distinto, en medio del invierno; con menos bichos, pero con menos gente también. Mi única visita invernal anterior fue una gozada; pero aunque terminásemos ésta con una lista de bichos modestita, uno nunca va demasiadas veces al año a Extremadura... el lunes os cuento.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando quieras, querido =)

Antón Pérez dijo...

Vete llenado el depósito ;-)

Ramón J. dijo...

Bonito recorrido, excepto por el siluro que me parece un bicho de lo más inquietante, el resto me parecen maravillosas especies que espero que se extiendan y formen plagas al estilo australiano :P

Es broma, sólo espero que no las intenten erradicar

Antón Pérez dijo...

Jejejeje; recuerdo tu cariño procotorril, Ramón, cierto :-)