12/10/14

"Y una entrevista... ¿para qué?"

Esperaba ayer esta pregunta por parte de alguno de mis lectores, pero supongo que muchos ya sabíais la respuesta. Y para los que no, os lo digo ahora: la entrevista de la que os hablaba ayer, que por cierto resultó exitosa, fue para acceder al servicio de atención al cliente del Grupo Cortefiel. Me seleccionaron, como os digo, y a lo largo de toda esta semana he estado asistiendo junto con otros compañeros al curso de formación, donde hemos ido desgranando los entresijos de los clubes de socios, cheques descuento, venta por Internet... de las marcas que integran el grupo. Y tras recibir el visto bueno el pasado viernes, mañana empiezo a trabajar, atendiendo llamadas y contestando correos, en jornada de tarde. Mañana por fin vuelvo a trabajar de verdad (y volveré a cobrar, tras año y medio tirando de ahorros): más allá de que el doctorado me haya capacitado mejor o peor para trabajar de teleoperador, lo importante es que es justo el trabajo que necesito para no tener que marcharme de Madrid y, mejor aún, la clase de trabajo que me permitirá seguir echando en la Facultad toda la mañana (investigando a poder ser, y no en la cafetería); que la lucha por conseguir una plaza postdoctoral está lejos de terminarse... y yo gracias a esto más lejos aún de abandonarla.

6 comentarios:

Javi Pato dijo...

Pues sí, veamoslo como una oportunidad de seguir ahí luchando y que el tiempo te ponga dd en verdad mereces

Aguantar estoicamente en este carrera tiene que tener su recompensa y este apoyo puede ser un buen refrigerio para seguir ahí en la lucha!!

Ya irás contando, que vaya bien desde ya mañana :)

Antón Pérez dijo...

A saber dónde es que merezco de verdad... :-p

Miguel Juan dijo...

Hola Antón, me alegro de que este trabajo encaje en tus planes de futuro a corto plazo. Para más adelante ya veremos lo que nos cuentas, y espero que no sea muy tarde. Saludos.

Antón Pérez dijo...

Esperemos, sí; ¡muchas gracias!

Angel Ruiz dijo...

Yo les escribí a los de Cortefiel para que no me mandasen SMS y me contestaron muy amables y muy rápido que así harían.
Va a ser una gran oportunidad, también para lo que puedas contar en el blog.

Me alegro mucho.

Antón Pérez dijo...

jajaja; un correo de ese estilo es probablemente el tipo de cosas con las que me ponga en nada y menos. Y no negaré (¿verdad, JaviP?) que tener cosas que contar en el blog no es mi menor motivación a la hora de afrontar este trabajo...