5/9/14

Derecho (hormiguil) a la vida

Ayer por la mañana, de camino a la Facultad, al pasar por el medio del meadow, resulta que las locas de las hormigas habían cambiado sus rutas de recolección de semillas, y en vez de cruzar transversalmente el sendero, tiraban longitudinalmente por el medio del mismo: para cuando me quise dar cuenta llevaba unos cuantos metros pisoteándolas con descuido, y al tiempo que saltaba como acto reflejo hacia un lado, se me escapó un "¡perdón!" en voz alta... Y me acordé de un episodio infantil , en el que, estando jugando con un niño en el parque, bajo la mirada de mi tía y la abuela o lo que fuera de aquel enano, éste empezó a aplastar hormigas con un dedo. Y yo, que ya venía bien aleccionado por mi tía de ocasiones anteriores, aparentemente ("aparentemente" porque yo en realidad no lo recuerdo, sé lo que me cuenta ella) le dije: "no las mates, que tienen derecho a la vida". La abuela del niño le comentó entonces a mi tía que "ay, ¡qué bien, este niño! ¡Ojalá todos los terroristas pensasen así!"... y al segundo siguiente estábamos el otro crío y yo machacando hormigas a dos manos. Ya cada uno que saque la moraleja que vea...

5 comentarios:

Javi Pato dijo...

jajaja

pensé que tendría otro final el asunto...

en fin... xD

Antón Pérez dijo...

¿Mejor o peor? :-p

Ramón J. dijo...

jajajajaa me encantó lo de los terroristas!!

Menos mal que tu abuela no me vio nunca porque de lo contrario me habría llamado terrorista o algo peor. Yo fui más malo que ese niño, una vez pusimos un mechero en la entrada del hormiguero, pulsamos para que saliese el gas (sin encender) hasta que considerábamos que ya había suficiente gas dentro del hormiguero, después dábamos a la rueda para provocar la chispa y booom!! salía un fogonazo que no las mataba pero sí las achicharraba las antenas, entonces salían todas enfurecidas y en una lucha fraticida se atacaban unas a otras... La verdad es que éramos un poco salvajes, cierto :(

Antón Pérez dijo...

¿Pues te quieres creer que justo me comentaron hoy otras fechorías infantiles de quitarles las antenas a hormigas del mismo hormiguero para hacer combates con ellas? Y yo que no tenía ni idea de esto, por más que tenga un sentido biológico clarísimo...

Ramón J. dijo...

pues es digno de ver, eso también lo he hecho... menos mal que no eran hormigas bulldog de esas australianas jeje